August 15, 2022

Lakeview Gazette

Complete News World

They were compañeros de la primaria y huyeron de la rutina: viven en un colectivo en medio del campo

La pareja soñaba con tener una vida distinta, alejada de la rutina

El largo encierro decretado durante la pandemia dio tiempo para pensar y reinventarse a muchas personas. Algunas por obligación, otras porque lo deseaban. A Luciano Regal (43) and Patricia Rolón (43) gave them the last push to animate a life in contact with nature and the nomadic type. Más que nada, querian terminar con la rutina. Las condiciones estaban dadas.

She had started during isolation a virtual store that consists of a “regalería ecológica”, because she could not continue in person with her tasks of radiology and biochemistry. Y él trabaja en sistemas, de modo remote. “Ya me llevaba el trabajo de vacaciones. ¿Por qué no hacerlo con mayor frecuencia?”, se planteó.

La pareja alquilaba una casa de Belgrano R, cercana a la estación de train. Están juntos desde hace tres años. They were classmates from the primary school and the reunion ended in a romantic history with adventurous condiments. Ambos viven en un colectivo escolar reconditioned por ellos mismos, en medio del campo, en Las Flores, cuenta Luciano que compartió las fotos del “bondi” en su cuenta de Twitter (@LuchoR78) con fotos y detalles del trabajo que hicieron cuando no sabía Grab a tool.

Creían que dismontarían el colectivo en dos días y tardaron tres semanas
Creían que dismontarían el colectivo en dos días y tardaron tres semanas

El plan fueron diseñándolo con tiempo, con todos los contratiempos y imprevisibilidad pandemica. Empezaron vendiniendo sorbetes ecológicos con una buena presentación con materiales hechos mano por Patricia, que consiguió que le prestaran una máquina de coser. Primero hacían los envíos por correo y después tuvenor que hacerlo por el barrio a pie. A la proposal se sumaron: cepillos de bamboo, jabones artesanales y lápices plantables, que vienen con semillas de remolacha, lechuga, acelga. Cuando se terminan, se pueden plantar así como están.

See also  Una pequeña isla africana desafía al Rino Unido por un conflicto similar al de Malvinas | The recurring Mauricio por soberanía del archipilago Chagos

En junio de 2021 se decidiron a dar el primer gran paso y se fueron a vivir a una chacra de Garín y durmieron en unos vagones de 1890, acondicionados como vivienda. Y al mes siguiente, llegó el “bondi” a sus vidas. Y un nuevo capítulo se escribiría.

Para esa vida nomade lo ideal era tener una camioneta yo casa rodante. Pero no entrarían, porque la pareja no está sola. Nahuel de 19, hijo del primer matrimonio de Luciano, debá tener su habitación. Y además, they had two mascots: Mora, una american staffordshire “en tenencia compartidad” y Mía, una gata persa. En Garín, se sumó un perrito: Chester. Definitivamente, no entrarían en la casa rodante y pensar en una motorhome con esas comfortos cuesta casi un departamento, según Luciano.

Apostaron por un colectivo escolar porque son lo que tienen un mejor maintenance
Apostaron por un colectivo escolar porque son lo que tienen un mejor maintenance

Y se volcaron a un micro escolar que son los que mejor mantenimiento tienen. “Mucha gente se se está volcando a los colectivos porquedan fuera de servicio a los 10 años, vale approximately lo mismo que un auto usado. Teníamos un vehículo 2008, y lo cambiamos por un colectivo 2005″, explain. Con el que compraron tuvenon un “amor a primera vista”. The vehicle was in Martínez. El dueño lo había comprado para trabajar y lo había agarrado la pandemia.

Como siempre, uno se imagina todo de otra manera. El colectivo se lo llevaron a Luciano hasta la puerta su vivienda, porque le pareció mucho conducirlo así de sudden. No estaba preparado más allá de tener le registro. La pareja creyó que iba a dismontar los 40 asientos at toda velocidad, en two días. Mal calculus. Les demandó tres semanas. Como ese ejemplo, se encontraron en varias situaciones. “No teníamos la menor idea sobre cómo cortar una madera. He had a briefcase with three tools: un destornillador, un hammer, una pinza y encima de mala calidad”, he explained. Con las herramientas, que aprendieron a usar con tutoriales, la pareja se compensa. Luciano le tiene terror a la amoladora y Patricia no. Mientras que el se anima a la sierra circular.

See also  The German health minister warned from infection records: "By the end of winter, almost everyone will be vaccinated, cured or will die."

“Logramos dejar el colectivo libre y sacar oxido. Teníamos que empezar a hacer algo. Y era todo una incógnita. Miramos millionos de profiles en Instagram y de personas en otros países, Estados Unidos, Costa Rica con sus trabajos. Levantamos el piso, y quedó la madera por el momento, que pintamos para protegerla. Y el techo lo sacamos por completo y lo armamos en machimbre. En total, tenemos 22 metros utilizables, un monoambiente. Todo está pensando desde lo práctico. Atrás de todo está nuestra habitación, tenemos un sillón. Todavía faltan cosas como la mesada y bajomesada de la cocina”, he explains.

The funny thing about the recycling process was that none of them had experience in handling tools
The funny thing about the recycling process was that none of them had experience in handling tools

“Son épocas difículos para todos. Desde que empezamos, las cosas que queríamos comprar para el bondi no dejan de aumentar. Invertir no es fácil. Es vivir o poner plata”, asegura. También says that the employer, si bien tiene altibajos, notó in the last times that it is costing to sell products

Todavía no tienen previstos viajes de disfrute. Ahora están en Las Flores estacionados en Galpón creativo, un hostel con espacio cultural donde por el momento están usando la cocina y el baño, hasta que terminen los trabajos. Viajan bastante a Capital para llevar y traer a Nahuel, de la casa de su madre. Al chico de 19 años le enthusiasó el hecho de viajar en el colectivo, pero está studying gastronomy y eso es priority.

La vida en el campo es apacible. Tuvieron que colocar una estufa. A la gata persa le gusta dormir debajo del “bondi” y no se move del radio. Y según su dueño, “no le pinta cazar porque no tiene ni idea”. La perra Mora, que es de departamento tiene tendencia a escaparse y vive más adentro y Chester, que los adoptó a ellos, es paseandero. Las compras las hacen en bicicleta en el pueblo que está a 3 kilometers. No es lo mismo que ir al supermercado chino de la esquina. Ir con el escolar es toda una movida para ir a comprar dos leches. Eso sí, fuera del horario de la siesta, cuando el pueblo duerme.

Todavía faltan muchas cosas por terminar.  Los precios no dejan de subir
Todavía faltan muchas cosas por terminar. Los precios no dejan de subir

“Uno idealiza el proyecto y que todo es felicidad como mústran en las redes, pero tiene sus complicidades”, assures. Una vez se quedaron al costado de la ruta seis horas por falta de combustible. La aguja había marcado mal y el acarreo no cuesta lo mismo que un coche. Los salvó un mecánico.

See also  Nancy Pelosi met with the president of Taiwan and a phrase sumó tension with China

Por el momento no tienen un plan fijo. Solo terminar de construir lo que les falta e incorporate paneles solares tener una energía limpia en sus interiores. Luciano’s labor meetings that have been remote during the pandemic will continue. Eso no cambiará. “Esa adaptation helped me”, he manifesta.

SEGUIR LEYENDO: